Animalesco

¿Quién no leyó, boca arriba en la playa o en un prado, las curiosas formas de las nubes que hilan y deshilan al filo del viento? ¿Quién no dio forma, algún día, a las grietas abiertas de un viejo muro?

¿Y los flotantes? ¿Acaso no nos invitan a adivinar figuras que nos recuerdan peces, pájaros, serpientes, animales domésticos o salvajes? Y, a veces, cuando nuestra fantasía recobra, por un momento, la vitalidad perdida de nuestra niñez, nuestra imaginación aletea y compone su bestiario quimérico personal.

CARL GUSTAV JUNG, DIALÉCTICA DEL YO Y EL INCONSCIENTE

Surmuletus

Surmuletus Muchas lianas por encima de las cuales se escurre un pez con forma de huso encrestado, con destello color púrpura y fuego metálico.
André Breton, Les vases communicants.

Baño del elefantito

Baño del elefantito Una obra de arte es aquella que nos hace recobrar la frescura emocional de la infancia. André Breton, La clé des champs.

Chivo expiatorio

Chivo expiatorio La palabra más exaltante que tenemos es la palabra COMO, que se pronuncie o se calle esta palabra. Es a través de ella que la imaginación humana da toda su medida y donde se desenvuelve el destino más alto del espíritu. André Breton, La clé des champs.

Cabeza de toro

Cabeza de toro El hombre, para concentrar sobre sí mismo todo el orgullo de los hombres, todo el deseo de las mujeres, mantiene con la punta de su espada la masa de bronce con creciente luminoso que realmente de pronto no avanza, el toro admirable, con ojos asombrados. André Breton, L´amour fou.

Elaphe reptando

Elaphe reptando Las serpientes consideradas inadaptables  que se deslizaban por la hierba como mandolinas…

El aguilucho

El aguilucho El águila exulta, va  a dorar la tierra una vez más,/ su ala descendiente/ su ala ascendente agita imperceptiblemente las hojas de la menta pimentada. André Breton, Clair de terre.

Bestiario

Bestiario Lo imaginario es lo que tiende a ser real.